LA PLANTA.

Pertenece a la familia de las poáceas, utilizada como alimento y como forraje para los animales. Es una planta herbácea anual, perteneciente a la familia de las gramíneas. Las especies más cultivadas son Avena sativa y Avena byzantina, en ese orden.

COMPOSICIÓN.

Cereal de alto contenido en proteínas, carbohidratos, aminoácidos sulfurados y ácidos grasos poliinsaturados, es un excelente emoliente y nutritivo y contiene numerosas enzimas que juegan un papel importante en el mantenimiento de la integridad de la barrera cutánea.

 

PROPIEDADES PRINCIPALES.

La aplicación percutánea de aminoácidos sulfurados (metionina) contribuyen a restablecer las combinaciones S-S destruidas, y controla las modificaciones seborreicas de la piel, frenando la producción excesiva de las glándulas sebáceas, para piel grasa e impura.

 

USO EN COSMÉTICA.

Alto contenido en carbohidratos, la avena nos permite aportar la fuente principal de energía necesaria para mantener las células cutáneas y para la síntesis de sus productos.